LA CASA DE LOS HUÉSPEDES. RUMI

Qué importante ser conscientes de la necesidad de dar su justo alojamiento a todo lo que llega, incluido aquello que no quisiéramos dejar entrar por considerarlo perteneciente al «saco de lo negativo».

A nuestra mente llegan constantemente trocitos de camino más o menos pedregosos que si logramos recoger en su totalidad y transitar con determinación, dibujan para nosotr@s grandes y certeras sendas.

Pocos escritos como este poema de Rumi, escenifican de forma más bella este hecho..

«La casa de los huéspedes»

Esto de ser un ser humano
es como administrar una casa de huéspedes.
Cada día una nueva visita, una alegría, una tristeza,
una decepción, una maldad,
alguna felicidad momentánea
que llega como un visitante inesperado. 

Dales la bienvenida y acógelos a todos ellos,
incluso si son un grupo penoso
que desvalija completamente tu casa.
Trata a cada huésped honorablemente pues
podría estar haciendo espacio para una nueva delicia.

El pensamiento oscuro, lo avergonzante, lo malvado,
recíbelos en tu puerta sonriendo e invítalos a entrar.
Agradece a todos los que vengan
pues se puede decir de ellos que han sido enviados
como guías del mas allá.

TU OBJETIVO ES MI OBJETIVO

Contacta conmigo